La infracción penal adolescente.

La investigación y persecución penal de la responsabilidad penal de los adultos que cometen delitos es una tarea que difiere, desde el punto de vista jurídico y práctico, de la que pretende establecer la participación y responsabilidad penal que le corresponde a los adolescentes que incurren en dichas conductas.

En este contexto, si bien los adolescentes son para todos los efectos menores de edad, igualmente, la sociedad ha definido una serie de criterios y estándares para hacer valer la responsabilidad por sus actos y las consecuencias que traen aparejadas cuando estos infringen la ley penal. Luego, los adolescentes son y deben ser responsables de sus actos, pues a partir de cierta edad, -que generalmente y en nuestro derecho corresponde a los catorce años-, ya cuentan con capacidades suficientes, adquiridas en el proceso evolutivo, que les permiten controlar su comportamiento, entenderlo y aceptar la responsabilidad de los actos que ejecuten. Confirmando esta concepción, el ordenamiento jurídico otorga, a partir de los catorce años y en los diferentes ámbitos de la vida social, tales como familia, salud, civil, y penal, ciertos derechos y obligaciones a los adolescentes, reafirmando con ello la tendencia sustentada por la literatura, académicos y la sociedad en general, en que al cumplirse los catorce años de edad, el sujeto se encuentra
en otra etapa de su desarrollo y está en condiciones para comprender, determinarse libremente, y responder por sus acciones, tanto es así que, por ejemplo, incluso la libertad sexual es reconocida por el legislador a partir del referido rango de edad.

Esta consciencia adquirida a partir de cierto tramo etario y que a su vez permite la responsabilización, se ha entendido vinculada al período denominado adolescencia, por lo que para comprender la fenomenología de la infracción penal adolescente es indispensable establecer ese tema como punto de partida del presente estudio, y desde allí continuar nuestro recorrido analizando los orígenes y la evolución de la responsabilidad de los menores de edad, las principales formas en que históricamente ha sido consagrada en el derecho comparado, y el tratamiento que al respecto efectuó nuestro ordenamiento jurídico.

Posteriormente, con el objeto de abordar la problemática del delito adolescente de la manera más acorde a la realidad, realizaremos una breve caracterización estadística de su forma de presentación, lo que nos permitirá verificar el estado actual del fenómeno, dimensionar su situación, y adquirir una noción real acerca de éste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *