Aproximación fenomenológica a los delitos sexuales en Chile.

La transgresión sexual ha existido desde el inicio de la humanidad, no queriendo decir con ello que deba seguir existiendo, que debamos tolerarla o que no hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para intentar disminuir su ocurrencia y sus efectos. En este sentido, mediante la presente investigación pretendemos lograr una mejor comprensión del fenómeno de los delitos sexuales, estudiando su incidencia, prevalencia, y las forma en que se manifiestan, para con ello, poder definir de forma más clara una posible política criminal en torno a éstos, y, si resulta posible, dar paso a posibles explicaciones en cuanto al impacto social de los mismos.   

Al respecto, de acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional de Opinión Pública (2005), los delitos sexuales son considerados por la población chilena como uno de los delitos más graves, con un 29% de las menciones, seguidos por los delitos de tráfico de drogas (26%), de violencia intrafamiliar (19%), el robo con violencia (15%), y finalmente el robo a la propiedad (12%). Asimismo, cuando estos son conocidos “se cargan de un fuerte sentido de ofensa social y se constituye fácilmente en una noticia que amplifica la reacción de rechazo, generando una demanda por un castigo rápido y ejemplar” (Macchino, 2007).

Ver Artículo 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *